Medicinas naturales - Botica natural
ROCAS ARCILLOSAS o Arcilla blanca, roja, verde.

No es un mineral propiamente hablando, pero nos ha parecido importante integrarlo en esta obra, en vista de sus beneficios medicinales.
Es una roca sedimentaria blanda y grasa.

Precisamos primero que el término arcilla no corresponde a ninguna definición mineralógica o físico química. Las rocas arcillosas son mezclas de minerales, sus colores varian en función de las proporciones de estos.
Podemos encontrar arcilla en las tiendas de dietéticas y de regímenes, así como obras diversas sobre los modos de aplicación e información complementaria.

Dureza : 1 a 1,5
Colores : Verde, blanco, rojo, amarillento, grisáceo.
Composición : Minerales presentes en la arcilla verde : Sílice, Feldespatos, Aluminio, Calcio, Hierro, Potasio, Magnesio, Sodio, Manganeso, Fósforo, Cobre, Cobalto, Litio, Molibdeno.

Arcilla Verde en terapia :
Según las indicaciones de M. Raymond Dextreit.
Premio de la Paz 1989 al mérito de la medicina natural.
Nada en la composición química de la arcilla, parece justificar su extraordinaria eficacidad; pero por la obsevación de los hechos, confrontando y yustaponiendo los resultados obtenidos, podemos retener algunas de sus posibilidades.

USO INTERNO
Particularidades : Durante estos últimos años, la utilización de la arcilla con fines terapéuticos se ha desarrollado de tal forma en Francia, que es posible argumentar acerca de sus propiedades. La arcilla ingerida por vía bucal es ahora bien aceptada por la opinión pública. Ella es bactericida y puede volver inofensiva el agua contaminada. Su poder absorbente es incluso utilizado por la armada, bajo la forma de pastillas, para obtener agua potable de las aguas estancadas.
Podemos también asegurar que la arcilla posee remarcables poderes de absorción. Absorción de impurezas en los tejidos, las que serán captadas, neutralizadas y drenadas. Absorción, es decir captación de impurezas en suspensión en los líquidos (sangre, linfa, bilis); estos flóculos son luego drenados y eliminados.

La arcilla atenúa considerablemente la toxicidad de las substancias nocivas. Su utilización permite siempre una mayor resistencia a la agresión tóxica. Su acción no sólo es preventiva, sino también curativa, así que deduciendo de los resultados obtenidos frenta a intoxicaciones e infecciones diversas (furunculosis, colibacilosis, etc.).
¿Debemos admitir que la arcilla actúa como los antisépticos y los antibióticos, matando los microbios o virus? Nada es menos cierto. Como todos los remedios naturales, la arcilla no actúa especificamente sobre una o diferentes variedades bacterianas, sino más bien obstaculizando su proliferación reforzando las propias defensas del organismo. Neutralizando los deshechos inherentes al conflicto celular o bacteriano, la arcilla asegura igualmente el drenaje favoreciendo la evacuación. Actuando en todos los sentidos, la tierra beneficiosa retarda a veces bastante el tránsito intestinal para determinar un estreñimiento, frecuentemente pasajero. Sólo es necesario completar la acción con una infusión de efectos laxantes (arraclán, cañafístula, sen, ruibarbo, etc.).
Los efectos revitalizantes de la arcilla son a menudo espectaculares. Gracias a esta recarga energética y vital, el organismo se mantiene en las mejores condiciones de defensa y de protección. Oponiéndose probablemente a la polarización de la célula y limitando la radioactividad de los cuerpos vecinos, la arcilla es entonces un preventivo, sino un curativo del cáncer y otras enfermedades debidas a la disminución de las defensas y a la degeneración.
La arcilla permite igualmente una mejor utilización de los alimentos absorbidos. Ella participa en la mantención de una flora intestinal completa y equilibrada.

Modo de preparación : Poner una cucharadita de arcilla en polvo superfino en un medio vaso de agua; jamás exponerla al contacto metálico (usar una cucharita de madera). Dejar reposar hasta la decantación total del polvo.

Modo de utilización : Beber así el agua por las mañanas y en ayuno (de preferencia) o en la noche al acostarse. Si al comienzo de algunos días de esta utilización regular, no constatamos estreñimiento, podemos comenzar a mover el agua y absorber una parte del lodo. Podemos enseguida, aumentar la dósis hasta cinco cucharaditas, distribuidas durante el día. Es importante vigilar hasta que el cuerpo se habitue, pues esto puede conducir a un estreñimiento grave. La única contra indicación en la toma de arcilla de modo interno, es que hayan absorbido aceite de parafina por un período de quince días; esto puede provocar el endurecimiento de la arcilla. Durante el período de tratamiento, es aconsejado e incluso prudente restringir el consumo de aceite y de alimentos grasos. No tomar arcilla en los casos siguientes :
tendencia a la oclusión intestinal;
tendencia a la estrangulación de una hernia;
haber consumido aceite de parafina durante los quince días precedentes;
alimentación que contenga muchos cuerpos grasos;
Las primeras tomas de arcilla (solamente el agua) pueden provocar un ligero estreñimiento.
Es aconsejado recurrir a una cura de arcilla en cada cambio de estación con el fin de desintoxicar el organismo. Tomaremos entonces, una cucharadita de arcilla en medio vaso de agua en ayuno, todas las mañanas, durante tres semanas. Es preferible preparar su vaso, la víspera en la noche y dejar reposar la arcilla toda la noche.
Luego de dos curas de tres semanas, bastara tomar la arcilla una semana por medio; luego, mantenerse con tomas de diez días por mes.

Purificación – Recarga : Mientras más la arcilla ha estado expuesta al sol, al aire y al agua de lluvia, más activa es; es el resultado de la experiencia.
Toda arcilla utilizada debe ser tirada o enterrada en la tierra, si tienen la posibilidad, pues está desvitalizada e impregnada de toxinas que ha absorbido.

Arcilla en terapia :
Nos preguntaremos si todas las arcillas tienen las mismas propiedades y si todas son convenientes. Las observaciones han mencionado sobre todo las arcillas verdes o grises, pero nosotros hemos podido reconocer una actividad casi parecida a las otras que eran blancas o rojas.
La arcilla blanca : Cura protectora de la mucosa gastro-intestinal. Ella permite absorber las substancias ácidas y alcalinas y mantención del medio gástrico e intestinanal a un pH estable. Absorción de gases, de toxinas y de secresiones digestivas, así como de los ácidos biliares en exceso. Efecto bacteriostático de un cierto número de gérmenes patógenos, regularización del tránsito intestinal y muy eficaz en el tratamiento de la diarrea. Acción en la coagulación sanguínea.

USO EXTERNO
En aplicación externa, la arcilla es innegable. No hay que dudar en emplearla en todos los casos.

Modo de preparación : Proveerse de un recipiente vacío esmaltado, greda, madera, vidrio o loza (jamás emplear metal o material plástico). Disponer la arcilla triturada en el recipiente emparejando la superficie (conservar un poco de arcilla seca en el caso de que la mezcla sea demasiado líquida). Adicionar enseguida el agua, hasta que la arcilla quede completamente cubierta y dejar reposar hasta la absorción total del agua. Pueden enseguida mover con una cuchara de madera : presenta, entonces, un aspecto graso o pegajoso. La pasta lista debe estar lisa, bien homogénea, no muy espesa, ni muy líquida. Así, lista para su uso, pueden ubicar el recipiente al sol, recubriéndolo con una gasa para protegerlo de las impurezas.

Modo de utilización : En forma de cataplasma : distribuya con la cuchara de madera una capa regular de arcilla, más grande que la parte a tratar, sobre una pieza de género doblada varias veces; el espesor puede variar de cinco a veinte milímetros según el caso.
En principio, la arcilla es aplicada igualmente sobre la piel y de preferencia fría. Para los que no pudieran soportarla, es posible calentarla a baño maría. La cataplama así aplicada puede ser mantenida con un vendaje. La aplicación puede durar desde una hora a toda la noche, según el caso. Para tratar una herida purulenta, es necesario renovar la aplicación cada hora. Para el tratamiento de un órgano profundo, la cataplasma debe ser dejada dos horas como mínimo, hasta toda una noche.
Generalmente, la arcilla está casi seca en el momento en que se la retira, si la acción se ha desarrollado bien; en este caso, la cataplasma se retira facilmente dejando un mínimo de arcilla adherida a la piel.

Particularidades : La agravación aparente de los síntomas no representa ningún peligro, al contrario, esto demuestra la acción beneficiosa y eficaz de la arcilla.

Purificación – Recarga : Mientras más la arcilla ha estado expuesta al sol, al aire y al agua de lluvia, más activa es; es el resultado de la experiencia.
Toda arcilla utilizada debe ser tirada o enterrada en la tierra, si tienen la posibilidad, pues está desvitalizada e impregnada de toxinas que ha absorbido.

Arcilla en terapia :
Arcilla blanca : Soluciona todo estado inflamatorio, provoca la disolución de la infiltración edematosa, aseptisa las heridas, protegiéndolas de toda infección secundaria.
Arcilla verde : Antiséptico importante que respeta totalmente los tejidos sobre los que ella ha actuado.

La arcilla es igualmente eficaz frente a las exposiciones a las radiaciones nucleares.




ROCAS ARCILLOSAS o Arcilla blanca, roja, verde. (Medicinas naturales - Botica natural)    -    Autor : Jenaro - México


16159 visitas desde 2007-12-22
última modificación : 2007-12-22

Usted también, cree su propio sitio !
Espacio reservado al autor del sitio
Contraseña :
Contraseña olvidada ?
Zen-Blogs.com

Zen-Blogs >> Medicinas naturales >> Blog #4