Espiritualidad, New-Age - Despertar de la conciencia
Esraco centro natural de la nueva vida



www.esraco.es
Durante una temporada haremos encuentros en el chat de Esraco para compartir opiniones sobre cualquier tema de espiritualidad. Si quieres participar,
los encuentros serán a las 22 horas (hora Española), los lunes, miércoles y viernes.

www.esraco.es

Un saludo
La espiritualidad


La espiritualidad no es solo una creencia, si no, un modo de vida. Es un camino para poder encontrar tu verdad, tu verdadero Ser interior.
Es la necesidad consiente de Dios y el sentimiento de unicidad universal.
El camino del conocimiento es el camino por excelencia de la sobriedad. Y la sobriedad no es otra cosa que la realidad tal cual es. Cualquier cosa que se le añada termina sobrando porque la impide.
Este camino no hace parte de ninguna religión, no tiene reglas y normas establecidas, solo es un sentir, un sentir profundo, para que vayas descubriendo la forma de llegar a tu verdadera esencia.
Este camino no te lo puede indicar nadie, solo tú mismo a través de tu propia experiencia, para encontrarlo, hay algo que tiene que despertar en ti, una necesidad de encontrar algo que te dé la razón de tu existir, cuando te llega ese momento entonces es que ha llegado la hora exacta para iniciarlo, algo se abre para poder recibirlo, para poder comprenderlo y aceptarlo.
Entonces hay una necesidad imperiosa de descubrir, de andar y encontrar para ir alimentando ese vacío, que poco a poco se llena conforme vas descubriendo e integrando.
Unos lo rechazan porque temen la verdad, temen tener que enfrentarse y descubrir, que realmente la vida no es eso que has ido acumulando, no es eso que posees y a lo que tanto te aferras, miedo a descubrir que nada es tuyo indefinidamente, rechazan que haya algo más, que haya creado todo lo que existe y que tú eres simplemente uno más en este todo. Les es más fácil vivir sin saber, envueltos en la simple idea que somos solo un cuerpo, que un día muerto desaparece, pero ese pensamiento, solo refleja el no querer ir más allá de lo que uno comprende y ve físicamente, lo que vive aquí, es su única realidad y su único objetivo de vida, vive del ego que alimenta su existencia. Otros empiezan el camino, pero recorrerlo les es muy difícil, porque este camino a la vez que te reconforta con tus logros, también te pide trabajar, para ir transformando cosas dentro de ti, cosas de las cuales desprenderte, como esos comportamientos que, generados por el ego, forman, tu falsa personalidad, pero que realmente nunca llegan a llenarte, porque el ego siempre te pide más para poder satisfacerte en cada momento.
La espiritualidad es evolución, es ir renovándose de acorde a tu propia conciencia, es ir buscando el porqué de cada cosa que vivas y centrarte en ser consiente en todo momento de cómo te comportas tu hacia los demás, y que cada cosa que vivas, no buscar siempre el error en los demás si no en ti mismo, es ser consciente de la necesidad de la transformación interior, y realmente creer que el cambio de todo está en ti.




El actuar de esta forma no te hace ser menos inteligente, no significa no saber lo que realmente quieres en tu vida, simplemente cuando actúas en cada decisión lo haces bajo un estado de amino sin temor, en calma interior, sin ego, sin hacer daño a nadie por la decisión tomada, en un estado de conciencia de lo que realmente quieres y porque lo quieres.
Eres libre de ser y querer.
Para encontrar el camino no hay maestros, solo tu propio criterio será tu maestro, lo que oigas, lo que leas, lo que digan, solo son herramientas para que tú mismo puedas escoger, de lo contrario solo estarías siguiendo el criterio de otros, si en algún momento lo que te llegue del exterior te sirve, encaja en ti, es simplemente que algo dentro de ti lo reconoce como verdad y te hace reflexionar sobre algo que está en ti, que hasta entonces estaba “dormido”.
Recuerda que nada es nuevo todo está integrado solo tienes que despertarlo y utilizarlo como herramienta, donde y cuando haga falta en tu evolución, para ello hay que estar consiente en cada momento, porque en ello encontraras la clave para empezar a escuchar lo que te dice tu alma.

Yang





APRECIAR LO SENCILLO:


En ese vacío no existe el ego. Pensemos en la costumbre de saludar con una inclinación, que en la mayoría de rituales, sean cristianos, islámicos, zen..., es un claro gesto de humildad.
En ese vacío, el orgullo está llamativamente ausente.,
Se dice que el orgullo consiste en pensar que somos superiores a los demás...Pero también en creer que somos iguales o inferiores a los demás. Si nos consideramos iguales a los demás, podemos creer que estamos libres de orgullo. Pero el orgullo radica en todas las comparaciones. La persona humilde no se compara ni tampoco juzga.
En ese vacío tampoco hay avidez. Mahatma Gandhi dijo: "Lo que ofrece la tierra es suficiente para satisfacer las necesidades de cualquier hombre, pero no la codicia de cualquier hombre".
El humilde es autosuficiente aunque posea muy poco.
Pueda que nos sorprenda saber que la humildad tiene una dimensión estética. El WABI-SABI es una idea japonesa que se refiere a la apreciación activa de lo humilde, a una alegría serena e inefable oculta bajo la absoluta pobreza. Es la cualidad expresada de forma más pura en la ceremonia japonesa del té, que se realiza con una conciencia humilde, atenta en todo momento. Por la misma razón, si podemos percibir la belleza en entornos simples y humildes, estamos avanzando hacia nuestro auténtico hogar en la naturaleza y hacia la plenitud psicológica.






P. FERRUCCI (autor de "El poder de la bondad")


LA BELLEZA DE LOS ACTOS PUROS:


El mundo está sumamente distraído por la velocidad y la tensión de intentar cumplir con todos sus compromisos. Una de las repercusiones de esta situación es que perdemos una enseñanza de inmenso valor: la simple belleza de una acción pura, la que se hace por el placer de realizarla y con conciencia de su propósito manifiesto.
Cuando hacemos algo por costumbre u obligación, con disgusto o con mal humor, o de manera mecánica, estamos infravalorando nuestra acción. Si añadimos amargura a nuestro trabajo, lo despojamos de su dignidad y nos despojamos de la nuestra.
Nos convertimos en el lavandero enojado, demasiado importante para una tarea tan humilde. Si hacemos el trabajo con atención, incluso con placer, disfrutaremos de las tareas cotidianas y nos dignificaremos al mismo tiempo. ¿Por qué los humildes están a menudo de muy buen humor?
En una ocasión, durante una primera visita a Estados unidos, Albert Schweitzer, premio Nobel de la Paz, esperaba en la estación de Pensilvania, en Nueva York, un tren que le llevaría a Colorado. Estaba impresionado ante la magnitud de la gran estación americana, las nuevas impresiones se agolpaban. Entonces, vio a un mozo que en aquel lugar repleto, barría el suelo de la estación con calma, sin reprender a nadie, a pesar de que la gente seguía tirando basura al suelo. Aquel hombre siguió con su trabajo hasta la salida del tren.
El barrendero actuaba conforme a una creencia que Schweitzer había expresado en una ocasión: "Solo una persona que puede hallar valor en cualquier clase de actividad, y puede dedicarse a todas con absoluta conciencia del deber, tiene el derecho interior de emprender cualquier actividad fuera de lo corriente, en lugar de la que le correspondería naturalmente" .
El verano pasado tuvimos la oportunidad de asistir a una clase de alto nivel para jóvenes músicos. Los profesores eran de los mejores del país, tan exigentes con los estudiantes como consigo mismos. Solo por esto eran admirables. Pero nos conmovieron aún más cuando, al final de un magnífico concierto, se pusieron a ordenar la sala, consideraban que era parte de su trabajo. Decía mucho de la gracia y la humildad de esos profesores


A algunas personas se les da bien realizar actos humildes, siempre están dispuestas a hacer lo que sea necesario, demostrando que dignidad e humildad van de la mano.
Lo que nos asombra de las personas humildes es que son abiertas, naturales y no parecen juzgar a los demás.
En este sentido son libres de resistencias de la carga de la arrogancia-de tener que guardar las apariencias- y de la crítica.
No son personas exigentes y saben cómo servir a los demás.
El servicio no consiste en imponer ideas o actos sino en la conciencia receptiva de lo que es necesario hacer.





Esraco centro natural de la nueva vida (Espiritualidad, New-Age - Despertar de la conciencia)    -    Autor : Yang - España


4218 visitas desde 2009-06-10
última modificación : 2009-07-11

Usted también, cree su propio sitio !
Espacio reservado al autor del sitio
Contraseña :
Contraseña olvidada ?
Zen-Blogs.com

Zen-Blogs >> Espiritualidad, New-Age >> Blog #24